Que no soy la loca de los gatos

Quiero escribir esta entrada sin que se lea cursi o que dé la impresión de esa loca de los gatos de las caricaturas. Quiero escribir acerca de mi gato. Decir que jamás de todos los jamaces me imaginé tener uno como mascota (por un trauma de familia, que no me pasó a mí, ni a los de mi generación, pero hemos cargado con eso como si nos hubiera pasado a nosotros), no me imaginé nunca que fuésemos una familia de gato/mascota y muchisísisimo menos mi esposo, que tenía traumas basados en sus propias experiencias … Pero llegó nuestro gatito y fue mandado por el Señor como ya pronto se darán cuenta. Para que se entienda todo tengo que decir que no vivo en mi ciudad natal, sino en Cali a unos 700km de distancia de mis familiares, aquí vivo hace cinco años con mi esposo, por lo que a veces, por su trabajo, me quedo sola. Hace un año en el plano espiritual, el Señor había prevenido a una amiga del ataque de soledad que yo tendría, que en efecto se dio y que por gracia de Dios, alabado sea siempre me está protegiendo, se dio la lucha y vencí. Y entonces “coincidencialmente” una amiga tenía un gatito para dar en adopción y entre tanto buscarle familia decidió que nosotros éramos los merecedores de semejante honor (no exagero si digo que ella sí es la loca de los gatos, en versión mejorada claro). Y así Mozart llegó a nuestra pequeña familia. Pero esta no sería una historia de testimonio si no les cuento al menos un detalle de las muestras que ha dado este animalito de ser un angelito con pelos que nos envió Dios: Uno de los mandatos que el Señor me ha dado, y de los que más me cuesta, tengo que reconocer, es el de acercarme a una persona que no ha sido muy buena conmigo, y que para completar tengo que hablarle de Dios… estaba yo escribiéndole una carta y era muy muy difícil para mí hacerlo, porque cuando iba a escribirle no era lo adecuado, era mi tristeza, en fin. Oré pidiéndole al Señor que me diera fuerzas, que me dolía hacerlo pero que fuera él escribiendo a través de mí. Lloraba y oraba, con mis manos en la cara, muy mal. Momentos antes había visto a Mozart aquí. No había poder humano, que lo bajara de ahí si no quería. Y en el momento de la oración se había bajado de un tirón y estaba en la mesa, ronroneándome y haciéndome caricias en la cara…! Lo bajé porque para mí estaba importunándome, pero no, se subió en mis rodillas y con sus cariños me dio el consuelo que necesitaba en ese momento. De ahí en adelante escribir la carta fue mucho más agradable y sentía en mi corazón que era el Señor quien me acompañaba físicamente en ese momento. Fue hermoso. Ha habido otras experiencias, muy bonitas también pero esta por ser la primera, es muy especial para mí y quería compartirla, el Señor nos demuestra que está con nosotros en todo momento, Gloria por eso! ***** Invité a mis amig@s de Unitedcats a ver este blog, bienvenid@s!

9 comentarios:

hola margui... q linda historia =)
espero q sigas escribiendo mas y obvio q m avises cuando lo haces!!!!!!!!

un beso para vos y para ese angelito gatuno hermoso, mozart =)

 

MUY HERMOSO LO QUE ESCRIBISTES Y LO QUE COLOCAS QUE "el Señor nos demuestra que está con nosotros en todo momentO"...TIENES TODA LA RAZON.
UN ABRAZO PARA TI Y PARA MOZART DE NOOTRAS: ARTEMISA Y MARCELA.

 

Gracias por compartir esta bella historia llena de amor y de fé, un caluroso abrazo y besitos para Mozart de Joanna, Eliana y ronroneos de Tomy.

 

es cierto... aveces nuestro señor obra de formas misteriosas, pero siempre encuentra la forma de demostrarnos su amor.. el problema es que aveces nos cerramos creyendo que las cosas serán como imaginamos y no cómo el sabe que nos conviene más a futuro!

un abrazo con mucho cariño

 

que bonita tu experiencia! y como dicen tus bellas palabras, Dios siempre está con nosotros en las formas que menos esperamos
muchas gracias por compartir esto conmigo
saludos y te mando un fuerte abrazo
Eteline

 

Es una hermoa historia, gracias por compartirla

Andres Tere Horus y Milu

 

jajaja.. es real.. Dios se manifiesta desde lo más sencillo hasta lo mas dificil... y también se divierte con nostros ...
el rie auqnuye en las peliculas nunca lo muestren riendo jajaja

 

Holaa!!
me parecio muy hermosa tu historia y aveces siento lo miismo que Dios me acompaña en los momentos más difisiles de mi cortita vida ^^...pero lo más lindo de todo es que él alla decidido mandarte a mozart como para ser un angel guardian en sierto modo... ;)
espero sigas escribiendo estas hermosas historias =D

Att: Aleja y Amy de UC

 

Gloria a dios por ese testimonio, las personas que amamos a los animales tambien podemos experimentar el amor de Dios a traves de ellos. yo tenia una perrita, ya murio porque tenia 18 anios, y una noche yo estaba muy mal de salud, y esa perrita de madrugada siendo pequenia fue a despertar a mi madre, y yo me encontraba tirada en el suelo de los dolores, no tenia ni fuerzas para llamar a mi madre.
hoy vivo en Italia, mi marido trabaja y a veces me siento sola, y Dios nos proveo una Linda Labrador, la cual siempre va a donde vamos, y cuando oramos le decimos Lia, voamos a orar, se que ella no ora, pero una cosa si estoy segura, ella se queda tranquila,y hoy le abri un blog dponde ire poniendo sus fotos, en fin, amar a los animales tanmbien es demostrar el amor de Dios en nosotros, porque ellos son creaciòn suya, y como creaciòn suya es de nosotros el cuidarlos.
bendiciones y lindo il miccio!
:)